Payadores

El Ministerio de Educación y Cultura, en resolución del 4 de marzo de 2010, declaró el arte del payador como parte del patrimonio inmaterial del Uruguay, respaldando así una propuesta de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación. En sus considerandos, dice la resolución:

“El arte del payador posee una fuerte tradición en el territorio uruguayo, si bien el improvisador de versos sobre un entramado musical fijo constituye un fenómeno que se extiende a lo largo y ancho de América. En el Río de la Plata es especialmente valorado el desafío entre dos rivales, la payada de contrapunto, en la que ambos repentistas se acompañan con guitarra. Dada por extinguida varias veces, esta tradición ha demostrado su vitalidad y su permanencia hasta hoy”.

A continuación la resolución enumera una lista –forzosamente incompleta– de payadores nacidos en el Uruguay, que han sido figuras importantes de la historia del género, como Juan de Nava (¿1855?-1921), Alcides de María (1858-1908), Cayetano Daglio (1860-1924), Sócrates Fígoli (1875-1935), Arturo de Nava (1876-1932), Juan Pedro López (1885-1945), Clodomiro Pérez (1899-1985), Pelegrino Torres (1900-1971), Pedro Medina (1900-1955), Luis Alberto Martínez (1905-1972), Héctor Umpiérrez (1915-2009), Aramís Arellano (1918-1998), Carlos Molina (1927-1998), Juan Carlos Bares (1930-1999), Julio Gallego (1930-2002), Tabaré De Paula (1934-1983), Gabino Sosa (1935-2003), Waldemar Lagos (1937- ), Abel Soria (1938-2016) y José Curbelo (1949- ).